how to make a website

Mi nombre es Laura o L´aura o Laura Margarita, mis iniciales son LCH, vivo en Buenos Aires. Me dedico a la astrología como fenómeno esotérico y como doctrina. La estadía en el planeta y la fascinante psiquis son un emblema de la luz, a la vez el misterio es un eslabón hacia todo. Leo filosofía y astrología desde la adolescencia, a los 21 años me caso, a los 22 nace mi primera hija, a los 24 mi segundo hijo. A los 26 ya sabiendo astrología, empiezo a entrenar esoterismo en la Escuela Arcana. Hice como un stand up de astrología y esoterismo en el Hogar (tercera edad) de mujeres Ntra. Sra. de la Misericordia dos veces. Sigo interpretando cartas natales. A los 28 trabajé en Ciclo Televisivo de Canal Infinito, durante un año, explicando las Lunas;  en Radio Mitre todas las noches con una columna de astrología, pero no quería hablar de horóscopo, cero paciencias. Mientras tanto, hacía talleres particulares sobre la luna y también sobre Urano. Escribí en una guía de buenos aires de la revista El Planeta Urbano sobre astrología gay, también en revista Metropolis, TXT, y otras varias sobre temas que me pedían. Queria sacar la astrologia de su clasificacion de entretenimiento y gilada. A los 29 escribo sobre el planeta Urano y la revolución de la libido, pero no lo publico. Sigo haciendo cartas natales y me entreno específicamente en saber cómo inducir la conciencia de las consultas. A los 30 abre un bar de amigos y quedo ahí atrapada de joda, aunque haciendo cartas natales. Durante ese tiempo me divierto pero tengo crisis de identidad y de creatividad independiente.

A los 32 escribo con el periodista Pandolfo para un diario digital acerca de política astrológica. Escribo blog con más de quinientos cuentos de astrologia de quinientos aspectos planetarios. A los 35 voy  a un congreso de educación en Buenos Aires, donde se trataba la actualizacion de modelos y el estilo finlandes.  Asistí con cien fotocopias de una hoja promoviendo una materia extracurricular de autodescubrimiento en las escuelas, para fomentar herramientas de ayuda humanística y la divulgación de “primeros auxilios”. Reparti todas y al ministro de educacion le di en mano. Trabajé freelance en varias radios y otros medios de comunicación al pasar, generando evitar hacer el horóscopo masivo que no amplie la seriedad de aceptar nacer con un chip astral de máxima complejidad dentro de un holograma que pretende ser el monitor de la psiquis. En general no acepto la facilidad de los temas de esoterismo con frases repetidas tales como “ley de atracción”. Insisto en los análisis. A los 38 años propuse un taller de astrología en la Escuela Nicolas Avellaneda, escuela pública de secundaria: la presidenta del Centro de Estudiantes aceptó y en una jornada me dejó ofrecer dos horas de taller a los chicos de todos los años. Concurrieron varios alumnos de diferentes divisiones y edades entre 15 y 18 años,  inclusive algunos docentes. El taller lo repetí una luna llena de sagitario despues. A los 39 propuse lo mismo en la Escuela Lenguas Vivas y lo hice  dos veces. Tambien di tres clases de astrología en la Facultad de Psicología de la Universidad del Salvador para alumnos de la cátedra del Dr. Garzarelli. 

Me interesa muchísimo la oportunidad de que la educación estimule lo holístico y lo sagitariano.  Un grupo de adolescentes de diferentes escuelas convocaron clases de astrología y armé durante tres meses consecutivos espacios gratuitos para ellos, nos juntábamos todos los viernes a la tarde durante dos horas. Siempre seguí haciendo cartas natales. Me entretuve al servicio escribiendo en una pagina en facebook, llamada Diario de una Astrologa. No pongo fotos de mi cara, no porque me oculte, sino porque no entiendo para qué. Quien quiere conocerme lo hace personalmente o por mis escritos. No muestro apellido tampoco, Aparte del negocio de vender, trabajar y ocupar tiempo en la astrología, siempre existe ese idealismo uraniano como  esencia de todo. Al cumplir cuarenta años comencé a sintetizar finalmente una teoría sobre proyección-introyección y sincronicidades. A los 42 años escribí “Afuera”, manual de astrología esotérica de las relaciones,  no solo enfocado en la pareja,  sino incluso en  todas las relaciones y su red de sincronicidades.  Lo publiqué con Saturno en sagitario.  Actualmente, sigo interpretando cartas natales, publicando escritos, y conduciendo el  proyecto educativo "723",  entrenamiento de astrologia esotérica, capacitando  servicio y afinamiento de astrólogos para la Era de Acuario...



(clic para mensajes y consultas):

LCH - astrologa