bootstrap table

YO 

Cualquier foto que no me muestre claramente es mi campaña argumentativa de ser astróloga esotérica. Si la epoca persiste en la idea de varias selfies por día  y muchas fotografías simultaneas al mismo objeto por minuto en redes sociales cuando la gente se reune en torno de alguien o algo que les gusta, no es mi responsabilidad ni tampoco mi culpa. La dinámica del uso de celulares y fotografías desbordó la oportunidad para un posible ideal que no es captable en masa aún.  No parece haber reflexion acerca del gatilleo excesivo de imagenes. Es el año 2018, siglo XXI y aún hoy los cuerpos, las caras y las estéticas rigen la gracia, el buylling, el odio, el rechazo y la victimizacion de apariencias y aspectos heredados. 
Intento no insistir en una manera de definirme que se convierta en una simple imagen sino en un contenido que de lograr seguir desarrollando progresivamente me mantiene en un crecimiento del campo creativo en donde la trascendencia de mis trabajos pudieran ser la la imagen verdadera que me refleja sin necesidad de una cara, sino del espíritu y psiquis,   y conducido por quien sabe muy bien que la luz está en el alma.  (LCH)